Cómo Funcionan las Enzimas en la Piscina

March 25, 2021
/

Las enzimas están hechas de proteínas y aminoácidos, y su función es catalizar reacciones químicas. El cuerpo humano cuenta con una gran variedad de tipos de enzimas, las cuales nos ayudan a procesar los alimentos y bebidas. En el negocio de las piscinas las usamos para descomponer y digerir compuestos orgánicos no vivos, lo que hace el agua más limpia, debido a que el cloro y los desinfectantes en general son más eficientes. 

 

{{ script_embed('wistia', 'tx6r6spvxi', ', ', 'inline,responsive'', ''wistia'') }}

 

Oxidación y descomposición por enzimas

oxidizer symbol

El cloro y el bromo son desinfectantes y oxidantes primarios para piscina. La oxidación es un proceso químico en el que los electrones de un oxidante son robamos (un oxidante como los desechos de baño o los metales). En las piscinas, la oxidación consiste básicamente en quemar la contaminación del agua, pero a expensas del gasto o uso del cloro, porque junto con la oxidación viene la reducción. Recuerda esos electrones que le fueron robados al oxidante? Bueno, tienen una carga negativa (e-), lo que reduce la carga del oxidante. Finalmente, ese oxidante ya no tiene capacidad para robar electrones y, por lo tanto, solo puede oxidarse hasta un cierto punto. Cuando decimos que el cloro se ha "agotado", queremos decir que en realidad se ha reducidoPuede aprender más acerca de este tema en nuestro artículo sobre el potencial de oxidación-reducción (ORP) .

Sin enzimas, la oxidación es prácticamente la única forma que tiene una piscina de deshacerse de los aceites y sustancias orgánicas no vivas. Y aunque el cloro es un excelente desinfectante, no es tan bueno cuando actúa como oxidante, de hecho es bastante pésimo.  

El cloro

Desventajas de la oxidación 

Mientras que existen algunos oxidantes que las enzimas no pueden descomponer, como por ejemplo el amoniaco y otros compuesto de hidrógeno, la mayoría de los compuestos en una piscina son a base de carbono. En otras palabras, organismos no vivos. Estos incluyen los desechos del usuario como el sudor, aceites corporales, saliva y moco, así como productos como lociones, cosmeticos, bloqueador solar y desodorante.  La mayor desventaja, como ya lo mencionamos, es que la oxidación reduce a el cloro y su eficiencia. 

Si la oxidación del cloro fuera tan eficaz como las enzimas contra los desechos del usuario, entonces no existiría una gran cantidad de piscinas con problemas como las líneas de suciedad y agua aceitosa. ¿Por qué esas mismas piscinas suelen tener problemas con agua turbia? ¿Por qué los filtros de arena se ensucian habitualmente con grasa y suciedad orgánica? Y lo más importante, ¿por qué estos problemas a menudo dejan de existir cuando se trata una piscina con enzimas Orenda?

El proceso de las enzimas

Las enzimas actúan atrayendo (o buscando) un tipo determinado de molécula, a la cual se le conoce como el sustrato . La enzima tiene un lugar especial que se adapta a ese tipo de sustrato y únicamente a ese sustrato, y puede unir dos sustratos o romper cada  uno. Las enzimas en nuestro negocio descomponen las moléculas orgánicas no vivas, digieren los enlaces de carbono y dejan como residuo CO2 . Este COluego se libera en forma de pequeñas burbujas a la superficie de la piscina, lo que se nota durante varias horas después del tratamiento enzimático inicial, al cual le conocemos como dosis de purga.  

como funcionan las enzimas

Observemos nuestra detallada ilustración de arriba. En el paso 1, la molecula, digamos de protector solar, es atraída a la enzima, la cual tiene un espacio completamente libre precisamente para ese tipo de molécula orgánica. En el paso 2 cuando la molécula de protector solar se une a la enzima, los enlaces de carbono comienzan a romperse durante el proceso. Finalmente, una vez que el enlace de carbono se ha roto, la enzima libera al nuevo compuesto en forma de dióxido de carbono. Un compuesto ahora conocido como sustrato, inerte e inofensivo para el cloro. 

Este video en inglés explica de manera sencilla el proceso: 

Ahora, en el siguiente video podemos observar una reacción en la que las enzimas Orenda descomponen WD-40. Un producto a base de aceite que representa, en este pequeño experimento, los aceites y desechos orgánicos de los bañistas. Observemos las burbujas de dióxido de carbono, que demuestran la liberación de CO2 al aire.

 
 
 
Video Thumbnail
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
0:55
 
0:00
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hay una gran variedad de productos químicos en el negocio que se encargan de tratar los síntomas que se desarrollan por un mal manejo de desechos orgánicos. Si los desechos fueran tratados de la manera correcta (en lugar de depender en la oxidación por el cloro) la mayoría de estos problemas ni siquiera existirían para empezar. Esa es la razón por la cual el manejo de los desechos orgánicos y carbono es nuestro segundo pilar del cuidado proactivo de la piscina a la manera Orenda. 

 

Las enzimas le ayudan a la eficiencia del cloro

No olvidemos que el cloro es el principal desinfectante para piscina. Encargarse de los contaminantes y mantener la piscina segura para los nadadores es el propósito principal de los desinfectantes en primer lugar. La oxidación es una responsabilidad secundaria del cloro, sin embargo, la gran mayoría de los contaminantes del agua son oxidantes no vivos. Entonces, por qué no dejar que las enzimas hagan el trabajo pesado contra los desechos de los usuarios y dejar que el cloro se encargue de hacer lo que mejor sabe hacer?

En el siguiente video se puede notar la diferencia en la piscina al usar enzimas. En la parte de arriba se muestra la piscina sin el tratamiento con enzimas y en la parte de abajo, la acción opuesta. 

Suscribirse a notificaciones por email

Artículos Recientes