Desinfectantes de Piscina, parte 2: Alternativas del Cloro

April 27, 2021
/

Alternativas al cloro

En la primera parte de este tema, discutimos los diversos tipos de cloro y por qué un desinfectante de piscina residual es esencial para contar con un agua saludable. En este artículo cubrimos otras alternativas además del cloro. Como siempre, nuestra meta principal es acumular una gran cantidad de información y sus fuentes respectivas y simplificar para el lector común. Si desea obtener información más científica, lo invitamos a buscar otras fuentes. 

1. Bromo

Se puede introducir bromo en la piscina en forma de bromuro de sodio ("sal" de bromo), con la adición de otro oxidante como el ozono. Esto se usa más comúnmente como un choque de bromo o alguicida para una piscina que se desinfecta con cloro. Pero existen problemas, los cuales describiremos a continuación. Generalmente el uso de tabletas de bromo es más común. Se pueden agregar a un alimentador flotante o en línea para un alimentador automático, similar a un alimentador hipocalórico. Al igual que el cloro, el bromo no hará su trabajo como desinfectante hasta que haya oxidado los desechos orgánicos.

Ventajas:  El bromo en una piscina tiene diferente comportamiento al del cloro. Primero que nada, a diferencia del cloro, el bromo se puede reciclar. Después del proceso de oxidación, se pueden reagrupar sus subproductos (como los bromuros) con un oxidante separado (como el ozono o el monopersulfato de potasio) para formar de nuevo ácido hipobromoso, la forma de desinfectante del bromo. De hecho, el bromo elimina los contaminantes únicamente después de convertirse en ácido hipobromoso (HOBr). El ácido hipobromoso es muy eficaz contra las algas y los gérmenes, y funciona en un amplio rango del pH, a diferencia del cloro.

Contras:  No existe algún tipo de estabilizador como el CYA, para el bromo. Se degrada rápidamente con luz solar directa, formando un subproducto que la EPA considera cancerígeno: el ion de bromato. Por esta razon, el bromo no es un producto adecuado para piscinas al aire libre. De hecho, la NSF ha determinado que cualquier nivel de iones de bromato que exceda las 3.3 partes por mil millones no es seguro en el agua potable (NSF/ANSI Standard 60). Aparte de los iones de bromato, el uso de un poco de bromo en una piscina de cloro la convierte en una piscina de bromo en poco tiempo. "Una vez que una piscina se trata con bromo, siempre será una piscina de bromo".

Advertencia: Nunca agregue ácido isocianúrico a una piscina de bromo. Las cubiertas del spa o jacuzzi impiden que la luz solar convierta el bromo en el dañino ion bromato; un beneficio para los propietarios de spa.

El cloro

El bromo puede desinfectar y eliminar los contaminantes, e incluso oxidar desechos, pero es aún más débil que el cloro cuando se trata de oxidar. 

 

2. Monopersulfato de potasio

Los profesionales en el negocio usan monopersulfato de potasio (KMPS o MPS por sus siglas en inglés) como agente de choque. Es compatible con piscinas de cloro y piscinas de bromo, pero no es rentable para uso a largo plazo. Es por eso que se usa principalmente en pequeños cuerpos de agua, como jacuzzis y spas. Es un oxidante, pero no funciona como desinfectante, por lo que no se puede usar como reemplazo para el cloro.

Ventajas: KMPS aumenta la eficiencia del desinfectante porque ayuda a oxidar los contaminantes en el agua. De esa manera, usar el monopersulfato de potasio como choque ayuda a eliminar los desechos orgánicos. 

Contras:  El monopersulfato de potasio ocasiona falsas lecturas en algunos kits de prueba, debido a cómo reacciona con sus reactivos.  KMPS es una de las alternativas de cloro más caras. Se usa principalmente como un choque sin cloro, ya que como ya lo mencionamos, no es un desinfectante. Cuando oxida los desechos orgánicos deja como residuo iones de nitrato, que son muy difíciles de eliminar del agua de la piscina. El monopersulfato de potasio o KMPS también es muy ácido, lo cual reducirá el pH y la alcalinidad.

Sin embargo, contrario a la creencia popular, el monopersulfato de potasio no elimina las cloraminas. Recuerdelo, el monopersulfato de potasio no elimina las cloraminas.

 

3. Biguanida

Contrario al monopersulfato de potasio, el biguanida solo tiene propiedades desinfectantes, pero no sirve como oxidante. 

Ventajas:  Generalmente es considerado como un producto fácil y seguro de manejar y dura más en el agua que el cloro o el bromo. La idea de tener una "piscina sin cloro" es atractiva para muchos propietarios, y el uso de biguanida como desinfectante principal para piscinas puede lograrlo. La biguanida también es suave para la piel, los revestimientos de piscina y los trajes de baño.

Contras:  Los productos de biguanida tienen una menor capacidad de desinfección que el cloro, dado que se necesitan más de 30 partes por millón para desinfectar el agua (en comparación con 1.0-3.0 ppm de cloro). Las biguanidas también son productos costosos y, dado que no se oxidan, eliminar los desechos de los bañistas del agua sigue siendo un problema. La mayoría de los desechos orgánicos se agrupan y se se pueden capturar a través de la filtración... lo que conduce a la obstrucción de los filtros con el tiempo. Con cada acción hay una consecuencia. Otra desventaja de las biguanidas es que son incompatibles con el cloro, por lo que necesitas un producto especial para la oxidación de los desechos, como el monopersulfato de potasio.

 

4. Metales

Varias piscinas residenciales han decidido usar metales disueltos como desinfectante. Por lo general, plata o cobre, y estos metales pueden ser efectivos en su tarea. Los algicidas a base de cobre, por ejemplo, son muy eficaces para eliminar la presencia de algas. La pregunta que tenemos en Orenda es la siguiente: una vez que los metales están en el agua, cómo se extraen?

A cierto punto, los metales disueltos pueden ser dañinos para las personas, especialmente si se consumen accidentalmente (sí, es muy común ingerir agua de piscina por accidente). La industria alega en marcar una diferencia entre "metales quelados" y "metales no quelados". Pero incluso cuando se usa un producto de control de metales, estos pueden saturarse demasiado y causar problemas.

En Orenda no recomendamos el uso de metales pesados ​​como alternativa para cloro en las piscinas... a pesar de que son desinfectantes eficaces. El lidiar con los metales provenientes del agua de llenado ya es un problema significativo por sí solo, por lo que agregar deliberadamente más metales a la piscina solo hara el problema más grave y habrá consecuencias, como las manchas de oxidación. Pero lo que es más importante, los metales permanecen en el agua por mucho, mucho tiempo. 

Conclusión

Estos artículos fueron escritos con el fin de informar a los usuarios, no con el fin de establecer reglas o normas. Si bien compartimos nuestras opiniones, siempre prestamos atención a cómo se desarrollan estas tecnologías a lo largo del tiempo. Le recomendamos hacer lo mismo para tomar las mejores decisiones con el manejo de su piscina, o de las piscinas de sus clientes. 

Suscribirse a notificaciones por email

Artículos Recientes