La medición de los productos químicos en la piscina es importante para su química y su billetera

April 22, 2020
/

La química de la piscina se parece mucho a cocinar. Y los mejores chefs del mundo usan tazas de medir.

Leer en Inglés

¿Por qué es tan importante medir los productos químicos?

Hay muchas razones por las cuales medir químicos es un comportamiento importante. En este artículo, nos centraremos en las dos principales: la química de la piscina en sí y su billetera. 

Relacionado: Seis cambios de hábitos gratuitos que ahorran tiempo y dinero en el servicio de piscina

Consecuencias de la química en la piscina

Agregar productos químicos correctamente a una piscina requiere saber algunas cosas:

Lo único que falta en esa lista de viñetas es el enfoque de este artículo. Medición. Una vez que conozca el volumen de la piscina y la química actual de la piscina, puede usar un cuadro de referencia (o la aplicación gratuita Orenda) para encontrar una dosis precisa de la sustancia química que necesita agregar al agua. 

Medir esa cantidad específica de producto químico es quizás la práctica más sencilla, sin embargo, se ignora ampliamente. En cambio, los propietarios y operadores de piscinas tienden a "mirarlo" o adivinar. Y claro, con algo como el cloro líquido, unas pocas onzas adicionales no harán una gran diferencia en una piscina del patio trasero. Pero unas pocas onzas adicionales de ácido muriático pueden arruinar todo. Y muchas personas desconocen qué tan significativa es esta diferencia.

Tome la sosa cáustica (carbonato de sodio) como otro ejemplo. La sosa es aproximadamente 1200 veces más básica que el bicarbonato de sodio. Tiene entre un pH de 11.3 y 11.8 cuando se agrega al agua, a diferencia del bicarbonato de sodio que tiene un pH de 8.3 a 8.6. Si no se mide y agrega correctamente, es probable que la sosa nuble la piscina ante sus ojos. Si bien las personas pueden ser un tanto descuidadas y estimar la cantidad de bicarbonato que se necesita en una piscina, la sosa cáustica debe medirse con precisión.  De lo contrario, su piscina se nublará y causará un desastre.

Luego, como cualquier químico seco/granular, debe disolverse previamente en un balde de agua antes de agregarse a la piscina.

 

Evitar sobrecorrecciones

La corrección excesiva de la química del agua es un problema cotidiano, y la mayoría de nosotros ni siquiera nos damos cuenta. Si tiene como objetivo aumentar su alcalinidad en una cierta cantidad, pero no mide, podría perder ese objetivo. Un ejemplo común de esto es agregar demasiado ácido, lo que reduce la alcalinidad más de lo planeado. Esa corrección excesiva con ácido en realidad puede provocar daños permanentes (grabado o degradación de la fibra de vidrio o revestimiento de vinilo de la piscina). En una piscina de recubrimiento (piedra, cuarzo, polvo de mármol o cualquier otra cosa a base de cemento), el ácido extraerá el calcio de la superficie. Esto no solo cancela parte del ácido que fue agregado a la piscina, sino que también aumenta el pH más rápido de lo que esperabas. Se convierte en un círculo vicioso, y podría decirse que es la causa principal de decoloraciones y desvanecimientos en el fondo de una piscina.

ácido para línea

En la foto aquí, puedes ver como el ácido muriático se fue al fondo y se grabó. Cuando lo hizo, el calcio se disolvió y se extrajo del cemento, lo que cambió su apariencia. Parte del calcio que se disolvió tomó pigmento, y dejo una línea blanca. Esto fue por verter ácido directamente alrededor del perímetro de la piscina. 

 

Consecuencias financieras

Obviamente, si está agregando más producto químico del necesario, está desperdiciando dinero. Pero exploremos esto un poco más. Como se mencionó en la sección anterior, las correcciones excesivas a menudo son más una consecuencia financiera que química. Para ilustrar esto, hagamos una pregunta simple. Para una piscina de 20,000 galones (75,708 L), ¿cuánto ácido muriático se necesita para bajar el pH de 8.0 a 7.5?

La mayoría de las personas en todo el país piensan que es cerca de medio galón (64 fl.oz. / 1.89 L). Cuando, de hecho, es aproximadamente la mitad de eso.

Picture1a

 

Esa cantidad extra esta en realidad sobrecorregiendo el pH muy por debajo de 7.5. Lo está llevando más cerca de 6.8 de pH. Sin mencionar que tomó el doble de la alcalinidad del agua en el proceso. Así que ahora hay dos lados en esta consecuencia financiera. Primero, debe reemplazar la alcalinidad para restablecer un nivel decente, lo que significa comprar bicarbonato de sodio (o, en algunos casos, carbonato de sodio). Segundo, y quizás más alarmante, está pagando el doble de la cantidad de ácido que necesita. 

Este tampoco es un ejemplo hipotético, porque lo vemos en casi todos los lugares a los que vamos. Este es un problema muy común. Las empresas de servicios de piscinas y los propietarios a menudo duplican sus costos de ácido sin siquiera saberlo. Incluso para un técnico de servicio de piscina de propietario único, eso podría traducirse en cientos y cientos de dólares en una temporada. Para empresas de servicios más grandes, son miles de dólares en vano.

Conclusión

Las consecuencias financieras y químicas son las dos razones principales por las que medir los productos químicos para piscinas es tan importante. Las personas tantean la medición de los productos químicos todo el tiempo, y es un mal hábito que debería ser corregido. Por lo tanto, tome unos segundos adicionales para usar la taza de medición, y la química de su piscina será más fácil y más económica de administrar.

 

Suscribirse a notificaciones por email

Artículos Recientes